Nuevo ente fiscalizador de operaciones de comercio exterior. A las puertas de más sumarios?

Por Agustín Cerolini y Gonzalo Morenate

 

Mediante el Decreto 2103/2014, publicado el 17/11/14 en el Boletín Oficial, se creó la Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior (la “Unidad”) con el objetivo de controlar las transacciones de comercio exterior, con facultades para verificar el precio y la cantidad de los bienes y servicios exportados e importados, así como su correspondiente ingreso y egreso de divisas.

 

Según lo adelantado en conferencia de prensa por funcionarios del Poder Ejecutivo, la medida busca evitar la evasión fiscal canalizada a través de transacciones de comercio exterior, particularmente mediante operaciones de sobrefacturación de importaciones, subfacturación de exportaciones y manipulación de transferencias de divisas, prácticas que el mismo decreto se ocupa de conceptualizar.

 

En particular, la Unidad tendrá entre sus atribuciones: a) efectuar el monitoreo de las operaciones de comercio exterior, procurando su seguimiento y trazabilidad; b) coordinar el acceso, por parte de los organismos competentes, de los reportes de las operaciones de comercio exterior a los efectos de verificar el cumplimiento de los requisitos formales y sustanciales exigidos por la normativa vigente; c) efectuar el seguimiento de los ajustes y denuncias formuladas por los organismos de control relacionadas con las operaciones de comercio exterior; y d) solicitar y brindar información a otras jurisdicciones sobre los temas de competencia de la Unidad, todo ello con el propósito de “asegurar la estabilidad macroeconómica”.

 

La Unidad funcionará bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete de Ministros y estará integrada por representantes del Ministerio de Economía, la AFIP, el Banco Central de la República Argentina (BCRA), la Comisión Nacional de Valores (CNV), la Superintendencia de Seguros de la Nación, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos.

 

Si bien resta que se reglamente el decreto en cuestión, en definitiva, se trata de un nuevo organismo estatal que se agrega a los ya existentes en el camino de la intensificación de los controles sobre el comercio exterior y el mercado de divisas.

 

Desde una perspectiva más práctica, es esperable que una mayor coordinación por parte de los organismos que integrarán la Unidad redunde en un aumento de la actividad sumarial por parte del BCRA, la CNV y la UIF contra aquellas empresas que se valen del mercado de cambios para el desarrollo de sus negocios.

 

 

Cerolini & Ferrari Abogados
Ver Perfil

Artículos

Argentina: Los desafíos socioeconómicos de la caída de la natalidad y su posible solución. Discusión parlamentaria de la Ley Bases
Por María Marta Cancio, Mariano Mayochi y Leandro Armellini
Estudio Garrido Abogados
detrás del traje
Franco Robiglio
De ROBIGLIO ABOGADOS
Nos apoyan