La justicia canadiense se promulgó sobre el derecho a la privacidad

De acuerdo a lo determinado por el Tribunal Supremo de Canadá, la Policía necesita una orden judicial para obtener la identidad de los usuarios de Internet. Esta decisión comprende un nuevo revés legal para el gobierno de aquel país.

 

“Una búsqueda sin orden judicial, como la que ocurrió en este caso, es presuntamente excesiva”, indicaron los jueces en la causa que involucra a un individuo acusado en 2007 de posesión de pornografía infantil, tras descargarse de Internet varios archivos.

 

En el caso, la Policía canadiense, que monitoreó la descarga, solicitó al proveedor del servicio que entregara los datos del cliente a partir de la identificación de la dirección IP del actor. Las fuerzas de seguridad obtuvieron los datos solicitados, a pesar de no contar con una orden judicial que los avalara.

 

Ahora el Tribunal Supremo remarcó que es necesario contar con una orden judicial. Además, rechazó la petición de que se anulen las pruebas recogidas por la Policía, por lo cual el acusado tendrá que enfrentarse a un nuevo juicio.

 

Esta sentencia se produce en un momento crucial: el Gobierno canadiense presentó un proyecto de ley contra el ciberacoso, el cual brindaría cierta inmunidad a los proveedores de Internet a la hora de entregar información a las autoridades.

 

 

Opinión

Práctica Societaria. Convocatoria a asambleas en sociedades anónimas cerradas
Por Horacio E. Castellani
Romera, Ongay, Romano, Castellani & Figueroa Casas
opinión
ver todos
Oro blanco: ¿El mineral del momento?
Por Alina Bendersky F.
Bofill Mir Abogados

Unión Europea - Diligencia debida en materia de sostenibilidad
Por Mariana Vázquez
Richards, Cardinal, Tützer, Zabala & Zaefferer

Impulso Procesal – Caducidad de la Instancia – Fuero laboral Nacional
Por Hector R. Cano
Cano, Ambrosoni & Parada, Abogados

El impuesto a los Ingresos Brutos y las actividades sin fines de lucro
Por Constanza Aranda
Arroyo Barbarach Abogados

detrás del traje
Walter Mañko
De DELOITTE LEGAL ARGENTINA
Nos apoyan