Julieta Zin

¿Si no hubieses sido abogado que te hubiera gustado ser?
Lo bueno de la abogacía es que te permite vivir muchas vidas. Aprender de tantas profesiones y oficios. No lo cambiaría por nada.

 

¿Cuál fue el libro que más te gusto o te impacto en tu vida?
Imposible citar un solo libro. Me gustan los textos breves, desde el maestro Chejov pasando por Carver y terminando con Borges.

 

¿Un lugar donde te gustaría vivir?
Viví, estudié y trabajé en Madrid y Nueva York. En las dos repetiría. Sobre todo en Madrid, por el buen clima, la comida y la gente. Dentro de tantos desvaríos que está sufriendo el mundo occidental como el Brexit, Trump o los Le Pen que están surgiendo por toda Europa, España se está moviendo con bastante sensatez. Madrid lo tiene todo.

 

¿Qué te hace feliz?
Mi hijo. Redescrubir el mundo a través de sus ojos. Es como tener una segunda vida. Mi familia, mis amigos, mis afectos.

 

¿Qué te pone de mal humor?
La falta de eficiencia y concentración. Sea cual sea la tarea, desde la más nimia hasta las más compleja, son dos virtudes fundamentales. El trabajo nos define.

 

¿Tu virtud preferida?
La constancia.

 

¿Cuál es tu principal defecto?
Ser perfeccionista.

 

¿Cómo te imaginas en el futuro?
En el mismo sector, creciendo, aprendiendo, desde la madurez y quizás, seguramente con más sosiego y experiencia.

 

¿A quién admirás?
No soy de grandes referentes. En general, me considero bastante iconoclasta. Me gusta ver las virtudes y aprender de la gente corriente, que hace enormes gestos que me inspiran, me hacen reflexionar y tratar de mejorar. Desde mi madre hasta gente que he conocido en viajes, estudiando.

 

¿Tu músico favorito?
Piazzolla. El piano de “Adiós nonino”, me hace pensar en mis abuelos. Emoción sobre una estructura armónica compleja. Me gusta esa combinación de pasión y razón.

 

¿Qué deporte practicas o te gustaría practicar?
Gracias a mi hermano, que es un fanático del wakeboard y del wakesurf, me estoy animando con estos deportes. Una excusa para estar en contacto con la naturaleza. Y el agua tiene un poder maravilloso.

 

¿Cuál es tu serie de televisión favorita?
Sin lugar a duda, The Wire. Es al siglo XXI lo que la novela de Victor Hugo al siglo XIX. David Simon, autor y director de The Wire, es, para mí, el gran narrador de nuestro tiempo.

 

¿Cuál es tu dispositivo tecnológico/app preferido?
El Iphone. Fotos, vídeo, agenda, contabilidad. Tengo toda la vida ahí… es mi caja negra.

 

¿Qué herramientas tecnológicas te resultan útiles?
Google, pero usado con inteligencia y racionalidad. Creo que es una herramienta poderosísima, tantos libros, tantas referencias, pero ha que saber usarla. Hay muchísima información sin contrastar, sin fuentes. Hay mucho amateur y también mucho dato interesado. Si sabes buscar, hay tesoros. La biblioteca infinita de la que hablaba Borges. 

 

¿Qué te gustaría hacer en el futuro que hoy no podes?
Me gustaría tener cada día más tiempo de calidad para estar con mi hijo y con la gente que quiero.

 

 

Opinión

Práctica Societaria. Convocatoria a asambleas en sociedades anónimas cerradas
Por Horacio E. Castellani
Romera, Ongay, Romano, Castellani & Figueroa Casas
opinión
ver todos
Oro blanco: ¿El mineral del momento?
Por Alina Bendersky F.
Bofill Mir Abogados

Unión Europea - Diligencia debida en materia de sostenibilidad
Por Mariana Vázquez
Richards, Cardinal, Tützer, Zabala & Zaefferer

Impulso Procesal – Caducidad de la Instancia – Fuero laboral Nacional
Por Hector R. Cano
Cano, Ambrosoni & Parada, Abogados

El impuesto a los Ingresos Brutos y las actividades sin fines de lucro
Por Constanza Aranda
Arroyo Barbarach Abogados

detrás del traje
Walter Mañko
De DELOITTE LEGAL ARGENTINA
Nos apoyan